Un día que sera recordado .

19 de septiembre 2017.

Estoy muy conmovida por todo lo que está pasando en el mundo. No creo que sea coincidencia todos los desastres naturales como: huracanes, temblores, tormentas, etc. Que están pasando al mismo tiempo. Nos podemos ir por las explicaciones científicas que dicen que es normal, que vivimos en un planeta tierra donde las placas tectónicas se tienen que mover y los huracanes es algo normal por que clima. Yo sí creo que la madre naturaleza, tierra, pacha mamá, nuestro planeta, como le quieran llamar si nos está alertando de que hay algo que no estamos haciendo bien y debemos de empezar a hacer conciencia.

Crecí en una familia donde desde pequeños mis papás nos decían frases como: cuida el agua, apaga la luz, si no está lejos utiliza la bicicleta o ve caminando, no tires basura en la calle, cuida a los otros seres vivos, planta, recicla, etc. Gracias a estas pequeñas frases que se me quedaron grabadas hoy considero que si tomo acciones en pro para el cuidado de mi planeta (aunque algunas veces algo extremas) he sido vegana, vegetariana, no utilizo popotes, si puedo no utilizo botella de plástico, no tiro basura en la calle, no pido bolsa de plástico en el super, etc. Pero ¿Qué me falta para ayudar?

Creo que somos una sociedad que depende del plástico o distintos materiales para el día a día, te imaginas un día sin utilizar ningún tipo de plástico que no se pueda reutilizar ¿Cómo sería? ¿Cómo te sentirías? ¿Crees que podrías?

Otro tema el cual creo que es de suma importancia hablar es la solidaridad del mexicano. Estoy impactada de la unión y la fuerza que tiene el mexicano, desde el primer momento en que  dejó de temblar ya había personas que  estaban ayudando, personas que estaban difundiendo información y personas que ya estaban haciendo campañas para poder ayudar a los damnificados. Hay que mi México si tan solo pudiéramos mantenernos unidos en toda situación no solo en situaciones como estas como dice la frase “¿Y si ya no paramos y le seguimos dando hasta que nunca nos dejemos de ayudar? Hasta los que no son damnificados.”

Algo que me llamo mucho la atención y de cierta manera me entristece es que no hubo, ni hay tanta atención para Oaxaca. Las ciudades grandes siempre son las que se llevan la mayor atención y la mayor ayuda, aunque gracias a este terremoto la ayuda en Oaxaca y Chiapas está volviendo a surgir.

Creo que nuestro México nos necesita y creo que lo mejor de mi país es la gente. Me lleno de emoción y me dieron ganas de llorar los videos que están compartiendo que hasta la gente que menos tiene esta donando, aunque sean sus frijolitos para la semana o el mes los están dando para ayudar a los damnificados.

Pienso, como el gobierno puede seguir robando y aprovechándose de su pueblo. El DIF y el gobierno se está aprovechando de las donaciones como si fueran de ellos y además las están robando para las votaciones, están secuestrando camiones, guardando en bodegas y están bloqueando las calles para que no llegue la ayuda. Algo que yo veo que ha hecho la diferencia al 100% en este terremoto a diferencia del 1985 es que las personas no nos estamos dejando, las redes sociales han sido de gran ayuda para difundir vídeos donde Peñanieto se quiere hacer imagen y tirar rostro como si él hubiera donado algo y ni se diga de la Gaviota, pero los mexicanos no nos estamos quedando callados, difundimos el vídeo y corremos la vos para que estén revisando las rutas de los camiones con las donaciones o se sabe en qué bodegas están guardando las cosas.

Las redes sociales hoy en día son un arma de doble filo llegamos a un momento donde había una saturación de información y ahora sí que ni a quién creerle no sabías cual información era verdadera y cual era falsa. Todos estábamos al pendiente de Frida Sofía y había cuentas de banco de gente aprovechada haciéndose pasar por topos o asociaciones que estaban ayudando pero rápido se pasó la vos para que no depositaran a estas cuentas.

En estos momentos tengo Fe en mi país tengo la confianza que unidos podemos contra todo y que si nos lo proponemos ni el gobierno puede contra nosotros. Estoy orgullosa de mi gente, de mi país, de ser mexicana y de poder ayudar a las personas que lo necesiten aunque esto no termina aquí, no es una noticia que está de moda y no es para un ratito esto va para largo, debemos de guardar energías para poder seguir ayudando en las siguientes semanas y en los siguientes meses con lo que podamos así sea donar de nuevo despensas, donar dinero o inclusive ir de voluntario a donde se necesite a reconstruir casas.

Siento una impotencia muy grande el estar tan lejos pero tan cerca quiero ayudar a la gente, quiero construir casas, a aquellos que donaron sus frijolitos del mes quiero ir a llenarles la despensa cada semana, quiero ayudar a mi gente, quiero que mi pueblo despierte ante el gobierno que tenemos, quiero que mi gente se mantenga unida, quiero que mi México sea un país seguro y honesto, quiero que el México que estoy viviendo en estos días sea el México que vivan mis hijos.

Hoy me toca agradecer porque el martes 19 de septiembre del 2017 comí en mi casa en mi comedor, dormí en mi cama calientita, tenía un baño para mí, tenía comida a mi disposición, mis cosas estaban en su lugar, tenía un coche para moverme, mi familia estaba conmigo sana y salva (inclusive mi familia de la ciudad estaban a salvo y sus departamentos en buen estado) mi vida continuo como si nada solo recibía información en el celular y vídeos pero todo a mi alrededor era lo conocido, lo que vivo y veo día a día.  Lo más que podía hacer era  actualizarme y difundir información para ayudar a las personas que lo necesitaban, tuve la oportunidad de asistir a un centro de acopio a ayudar a separar la comida y ahí viví las experiencias más bonitas, me sentí parte de una sociedad, de un grupo que estaba haciendo el bien, me sentí orgullosa de ser mexicana y me sentí orgullosa de mi gente.

Guardemos energía que esto va para largo, no olvidemos a nuestra gente, no olvidemos estos momentos de solidaridad, no olvidemos que podemos sacar lo mejor de nosotros y no olvidemos que nuestro México lo levantamos nosotros, no el gobierno. Mandemos muchas luz y mucho amor a los damnificados, mandemos mucha fe y esperanza a los que siguen entre los escombros. No olvidemos todas las comunidades afectada por el terremoto, no olvidemos a Oaxaca, Chiapas, Morelos y a todas las personas que se quedaron sin nada porque nos necesitan! Y no olvidemos hacer conciencia de cuidar nuestro planeta tierra, nosotros lo necesitamos más de lo que la naturaleza necesita de nosotros, es el único que tenemos.

-María José Martínez Fernández.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s